“Ser hombre significa estar conectado con otros hombres. La telemática es la base de la empatía entre los individuos y, al mismo tiempo, es simpatía y antipatía de la cercanía: Convierte lo cercano en distinto y evita que lo distante sea ajeno”
(Vilem Flusser, “Los gestos, fenomenología y comunicación”, 2009)

INBETWEEN SPACE[1]

Desde que comenzó la Pandemia, lo digital se ha consolidado como un tercer espacio, ubicado entre la realidad tangible y la red, en el que se han generado nuevas capas de valor. Conectarnos por videoconferencia ha permitido la harmonía social durante el último año y medio y ha supuesto la garantía de la continuidad de muchas de nuestras actividades profesionales, formativas y personales. Así, los debates políticos, económicos, sociales y culturales se han llevado a cabo en este nuevo foro que se caracteriza por la inmediatez, la irreverencia y la incertidumbre. En él, la Inteligencia Artificial es la herramienta integradora que ha permitido el funcionamiento de la compleja estructura social en la que se sustenta nuestra civilización y, al mismo tiempo, ha dado lugar a la aparición de nuevas formas de expresión.

Este es el punto de partida conceptual de las cartas de color que ESDiColor_LAB ha realizado para la temporada primavera/verano 2023. Se trata de una propuesta cromática que se ha presentado estos días en el marco del Congreso Internacional del Color, organizado por Intercolor, y en la que 17 países de todo el mundo hablan de tendencias sociales y de cómo éstas inciden en nuestra decisión de color. Para la elaboración de su propuesta, el equipo de ESDi ha centrado su interés en cuatro fenómenos que definen este tercer espacio, cada uno de los cuales da lugar a una paleta diferente:

“Synthetic minds”

En el espacio digital, el exceso de información desorganizada, sintetizada y tóxica, ha provocado que la incertidumbre sobre lo cotidiano y la ausencia de discurso crítico se incremente. Esta etapa se caracteriza por la incertidumbre y el desconcierto, las falsas noticias y/o la superficialidad de las mismas que ha dado lugar a situaciones de caos informativo. Los titulares de la prensa se han sustituido por informaciones parciales y no contrastadas aparecidas en las redes sociales, como es el caso de Twitter, donde han tomado carácter de oficialidad. Esto ha provocado un exceso de información sin contrastar que nos permite hablar de una cierta “infoxicación” que no aporta novedad, sino más confusión aún. Los contenidos de este tipo generan desequilibrio comunicativo y hace que las noticias se perciban como un fantasma digital que circula por nuestra red, que asusta por su presencia desconcertante y dispersa, y que se esfuma en el momento en que necesitamos asumirla.

En esta carta hemos apostado por tonos saturados, en los que el toque de neón y el metalizado nos ayudan a entender este mundo digital, intangible y condensado, que también se refleja en los brillos y la artificialidad de algunos materiales.


 Digital Trotter

Si el tercer espacio se caracteriza por algo, ha sido porque se ha convertido en el hábitat del nómada contemporáneo: ese individuo socialmente conectado, que lo explora en busca de nuevas experiencias que le acerquen al placer del contacto con la naturaleza, a lugares insólitos que le permitan tener otras relaciones y vivir emociones intensas… Es aquel que desea comunicar sus ciber descubrimientos, convertirlos en tangibles, para finalmente volver a compartirlos en las redes sociales. En este foro singular se busca establecer vínculos extraordinarios que suponen un reto para los individuos y una forma de experimentar con los espacios y las sensaciones. Se trata de una nueva forma de buscar emociones en la red que necesariamente deben transcender a ésta y transformarse en vivencias sino reales, casi reales.

Esta carta se caracteriza por la presencia de tonos verdes que nos recuerdan esa naturaleza idealizada por el Digital Trotter, que contrastan con el rosa flúor y el color plata. La presencia del azul celeste, el blanco y el tono piel rosácea nos ayudan a humanizar una propuesta que busca hacer una intersección entre lo digital y el mundo analógico.

Homo suscriptor

La economía de las suscripciones avanza imparable por todo el planeta y nadie duda ya de la consolidación de esta forma de negocio que apuesta por el diseño de servicios. Se trata de una revolución que se expande a todos los ámbitos y que supone el desplazamiento del modelo de propiedad ante un nuevo sistema en el que el consumidor es el centro y la experiencia de usuario el motor. El atractivo de estas nuevas propuestas hace que el diseño de servicios esté por encima de la concepción de nuevos productos. Se trata de generar discursos novedosos que atraían la atención del consumidor, que es el centro de las estrategias comerciales, y que busca tener experiencias satisfactorias en aquellos servicios que tiene a su alcance. Su tiempo es oro, sus recursos limitados y quiere emplearlos bien. Las corporaciones deben tener presente sus aspiraciones, porque si no lo hace, emigrará.

La carta de color es una combinación entre diferentes tonos de azul, en el que el color noche interactúa con el turquesa, para dar paso a los rosas y los lila pasteles. El morado supone el acento cromático que se da paso al dorado, capaz de atrapar nuestra mirada y convertirse en el centro de atención.

Streaming style

El triunfo de los modelos de suscripción en la ficción ha dado lugar a la aparición de nuevos actores sociales que son los precursores de estilos de vida y se han transformado en verdaderos divulgadores de moda. La forma de vestir, de maquillarse, de peinarse o de comportarse de los personajes de ficción genera verdadera pasión entre los individuos que los han convertido en el reflejo de sus comportamientos cotidianos. La ficción ha traspasado la pantalla y se instalan en nuestro imaginario como el precursor de los estilos de vida, objeto de los usuarios.  Esta hegemonía residía anteriormente en las Revistas de Alta Gama, que eran las que divulgaban los estereotipos de cada época. Las series son ahora las portadoras de esos valores a imitar, pero también ha dado lugar a la recuperación de valores y estéticas que pertenecen a otras épocas y que cobran sentido para las nuevas generaciones. El new vintage se inscribe en esta apuesta que determina el gusto por lo diferente, lo único, lo artesano y lo vanguardista. Es el triunfo de la nostalgia por aquellas historias que corresponden a otras épocas, pero que se ajustan a las narrativas contemporáneas.

Nuestra propuesta cromática en este caso se caracteriza por la presencia de tonos muy claros, entre los que destacan los azules, los lilas y los rosáceos. La presencia de naranja y marrón conforma un juego cromático que representa a la propia red. Lo más destacado es el material holográfico que centra la carta con el objeto de recordarnos ese espacio virtual en el que se ubica el reto de ofrecer al usuario servicios experienciales.

Un texto elaborado por ESDiColor_LAB

ESDI

Encarna Ruiz Molina

Directora: Dra. Encarna Ruiz Molina

[1] Esta es la propuesta de color para la temporada Primavera/Verano 2023 que el laboratorio de Color de la Escuela Superior de Diseño ESDi ha presentado, como representante del Estado español, en la Asociación Internacional del Color, Intercolor el pasado día 21 de mayo. ESDi forma parte de Intercolor desde el año 2012 y participa en los encuentros de Color que se celebran cada seis meses. Intercolor es una Asociación compuesta por instituciones que representan a 17 países de todo el mundo: Indonesia, Japón, Corea, Tailandia, China, Turquía, Hungría, Alemania, Suiza, Italia, Dinamarca, Finlandia, Francia, Reino Unido, Portugal, España y USA. ESDi es la única Escuela Universitaria que, gracias a la gestión realizada por el Sr. Josep Bombardó, está presente en esta Institución. La aportación de la Escuela es principalmente de análisis de tendencias sociales que se transforman en cartas cromáticas para la industria.